Pensar o no pensar… ¡Nambréna!

Pensar o no pensar… ¡Nambréna!

Por Jhoel D. Esquivel

 

Una reseña del libro Nambréna. Escritos guaú de filosofía y otras vyrésas del filósofo José Manuel Silvero Arévalos.

 

 

Al parecer, despreciar todo aquello que salga de manos de los habitantes de esta tierra es una “virtud” consensuada. Hablar bien de los paraguayos es poco menos que cualquier cosa.

José Manuel Silvero

 

El universo conceptual que precede a todo ser humano no es suyo solamente, sino también de aquellos con quienes comparte una cosmovisión histórica adquirida. De ahí, las ideas y los conceptos desde los cuales se deduce e interpela la realidad circundante tienen su punto de partida en los meandros de la tradición de pensamiento que prefigura los modos de ver, sentir e imaginar el mundo.

Sin embargo, esto se vuelve un problema cuando, en el espejo de ese mundo, uno nada más se limita a reflejarse como un mero espectador no partícipe de los movimientos y cambios que se dibujan a su alrededor de manera dialéctica; pues, el peso inercial de una tradición plagada de “leyes discursivas” no le permite reacción y movimiento alguno. He allí la situación en la que viven muchos que no se atreven a preguntar desde dónde y cómo estamos pensando.

Tal es la cuestión que el reconocido filósofo José Manuel Silvero analiza en su libro Nambréna, escritos guaú de Filosofía y otras vyrésas, buscando desentrañar la fuerza de la gravedad de la cosmovisión de una sociedad revisitada por un pasado que desvive críticamente el presente.

La indiferencia, los ninguneos hacia los nuestros, y hacia nosotros mismos, dentro de una tradición de pensamiento legitimado por prácticas socio-antropológicas que nos encuadran cartesiamente en su engranaje son algunas de las premisas que este autor se propone desarticular.

La importancia del lenguaje como categoría de análisis para acceder a la bóveda del pensamiento paraguayo sobre esa realidad representada es una de  las claves de su reflexión. Esto se puede ver en el viaje exploratorio que el filósofo acomete cuando analiza el campo semántico de vocablos como Nambréna  (negación e imposición); gua’u (como la de tragarse la identidad); y vyrésa (como el eco a la indiferencia institucionalizada). El autor descompone otros vocablos, desde luego no menos importantes.

No cabe duda, la obra ha despertado interés desde su aparición por su manera irónica de filosofar sobre los problemas sociales, políticos, éticos y educativos.

No está demás resaltar la conexión de los lectores con la presente obra cuando ésta logra arrancar la leve sonrisa de aquéllos ya a partir del título: Nambréna; y los subtítulos guaú y vyrésas que, efectivamente emiten un cierto grado de complicidad en sus miradas  mostrando que no estamos ante simples vocablos.

Con un fino olfato para observar las prácticas socio-antropológicas en la cotidianeidad, las reflexiones de José M. Silvero discurren en capítulos que concéntricamente se entretejen, conformando de manera elíptica los imaginarios que dan sentido a nuestras prácticas.

La obra se divide en capítulos que se subdividen en grandes ejes, tales como: la filosofía, la educación, la antropología, la historia; y el interesante capítulo dedicado a la bioética, para pensar la condición y situación guaraní.

En lo que respecta al apartado que trata sobre la Filosofía, resulta interesante observar cómo el autor destaca la importancia y necesidad de considerar el legado de la cosmovisión guaraní, la lengua, entre otros, para la enseñanza de la Filosofía.

 

Silvero, José Manuel (2009). Nambréna. Escritos guaú de filosofía y otras vyrésas. Asunción: FONDEC/SERVILIBRO, 193 páginas.

Silvero, José Manuel (2009). Nambréna. Escritos guaú de filosofía y otras vyrésas. Asunción: FONDEC/SERVILIBRO, 193 páginas.

 

Pasando por Nietzsche, Voltaire y Schopenhauer, seguidamente muestra que hacer filosofía no es cosa de unos pocos, y esto lo precisa al describir la potencia de la lengua guaraní para representar la realidad y llevarla al plano conceptual que no sólo correspondería a la tradición de la metafísica occidental sellada en el logos griego.

Explícitamente, lo que el autor trata es de mostrar cómo han venido constituyéndose y legitimándose ciertos discursos en torno a la cosmovisión del pensamiento paraguayo. Así como también lanzar unas risotadas a los ninguneadores  que han venido rechazando la posibilidad de existencia de un pensamiento paraguayo.

Su objetivo es desentrañar esa cosmovisión fluctuante en el imaginario social, para mostrarnos la otra cara del mismo; reconociendo que tal imagen operaría en el determinismo según el cual estaríamos gravitando bajo la noción ninguneada de nuestro quehacer como paraguayos cuando de pensamiento filosófico se trata.

Leer la presente obra nos recuerda que el pensar no es cosa que sólo hacen aquellos que se encuadran dentro de un sistema de pensamiento en el nombre de escuelas y tradiciones, sino desde la realidad con sus problemas y derivaciones.

email

Facebook

Comentarios en Facebook

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*